Saltar al contenido

Correas

Las correas para guitarra son un elemento muy atractivo y un accesorio indispensable para guitarristas y bajistas, aunque no se suele tener muy en cuenta frente a otros accesorios (cables, púas).  En realidad su función es muy importante: distribuir el peso en tu espalda, sostener la guitarra y asegurarse de que se mantenga pegada a tu cuerpo. Con la fabricación de guitarras y bajos más pesados se convierte en necesaria la producción de correas ergonómicas y estudiadas para no dañar tu espalda.

En este artículo hablaremos sobre la importancia de elegir una buena correa para guitarra y cómo puede embellecer al máximo cualquier puesta en escena, darnos nuestro estilo particular y hablar de nosotros más de lo que lo haríamos por nuestro propio pie. ¿Te gustaría saber más sobre ellas con nosotros?

Encontrar una buena correa, que se adapte a las necesidades propias y que además esté bien fabricada, puede ser una tarea bastante ardua y difícil considerando la extensa oferta que existe en el mercado. Desde las correas industriales de nailon, pasando por las correas acolchadas de piel hasta las que cuentan con acabados a mano.

Cómo saber si una correa es de calidad

Si tienes una guitarra pesada como una Gibson Les Paul o cualquier modelo de Fender Stratocaster, tienes que estar preparado para cargar entre 3 y 4 kg a tus espaldas. Las caderas, hombros y espalda estarán bajo presión en estas situaciones y antes de que empieces con problemas de espalda irreversibles desde bien joven, lo ideal es invertir y comprar una buena correa.

Una correa de calidad debe de ser cómoda de llevar ya que vamos a pasar horas con ella en nuestro hombro, al aire libre, en sitios cerrados, pasando calor e incluso directamente sobre nuestra piel. Y por último, pero no por eso menos importante, muchos guitarristas quieren una correa que encaje con su vestuario e incluso que tenga un mensaje.

Factores a tener en cuenta al comprar una correa

El gusto personal de cada uno tiene un papel fundamental en la decisión definitiva a la hora de comprar una correa u otra y hay algunos factores que no se pueden pasar por alto,como por ejemplo:

  • Materiales

En este sentido, podemos encontrar fundas hechas de materiales naturales, tales como textiles a base de algodón o de origen animal como el cuero. También las hay de materiales sintéticos como el polietileno e incluso combinaciones de textiles orgánicos y sintéticos. Dependiendo del material en el que esté construida la correa está tendrá una esperanza de vida más larga o más corta, pues esto repercute en su durabilidad y su resistencia.

Debes tener en cuenta que mientras más resistente sea mayor será su durabilidad, mientras que las correas de materiales como el algodón serán en mucho más cómodas aunque deberán recibir un mayor cuidado pues de no ser así el textil puede podrirse.

  • Dimensiones

Cuanto más pesada sea la guitarra, mejor debería ser el soporte de hombro. Las correas estándar suelen medir entre 5 y 8 cm de ancho y las más cómodas ofrecen una almohadilla para colocar sobre el hombro. La mayoría de correas son ajustables en cuanto a longitud aunque se recomienda medir la distancia a través del hombro de un botón a otro. Si te gusta tocar la guitarra a la altura de las rodillas, entonces deberías considerar hacerte con una correa extra larga.

  • Adaptabilidad

Básicamente, tu correa tiene que ser cómoda. Deberías probarla con el instrumento que vas a llevar. Para una persona es posible que con una correa plana de piel se conforme pero otra persona quizás necesita una correa de neopreno con una almohadilla en el hombro.

Fijaciones y sujeciones de la correa de guitarra

Otro de los criterios más importantes a la hora de comprar una correa para los instrumentos de cuerda es …….. ¡la sujeción!

Es muy molesto comprar una correa de guitarra de mala calidad, que se te afloje constantemente y que acabe rompiéndose al poco tiempo de comprarla. Por eso, es importante prestar mucha atención a la resistencia del arnés de la correa y establecer el precio en función de eso.

Te puede ser de mucha utilidad comprarte un «strap lock in», que son pequeños accesorios de guitarra, comercializados por la marca Gibson. Se trata de fijaciones para correas con un sistema de bloqueo. Puedes encontrarlas en diferentes precios: desde los 3 hasta los 25 euros y consisten en un pequeño tornillo que se fija en la boquilla y sobre el cual se fija la correa de guitarra. La correa así quedará bloqueada y no tendrás que temer miedo con tus movimientos o que la correa se pueda desenganchar durante un concierto, una «jam session» o un ensayo.

Ventajas de comprar una buena correa para guitarra 

Muchas son las ventajas de comprar una buena correa para guitarra en nuestros días. Los músicos que están acostumbrados a tener el instrumento de un lado a otro bien porque tengan que dar conciertos o las horas de ensayo en diferentes espacios, saben bien que hace falta una sujeción con la que nuestra espalda no se resienta en las horas de trabajo.

Para empezar podríamos decir que la correa para guitarra nos facilita la tarea a la hora de tocar o estar de un lado a otro con la guitarra dándolo todo. A partir de aquí los roles estéticos también tienen mucho protagonismo, ya que hay una buena cantidad de guitarristas (y bajistas) que buscan hacerse con un modelo de correa que le den la esencia de colores que buscan en todo momento.

Para acabar este artículo, vamos a decirte que muchas correas estándar vienen con extensiones adicionales pensadas para guitarras acústicas. Mientras que el final de la correa está atada a un botón normal, la parte superior está atada al cuello de la guitarra, al principio de la pala, por debajo de las cuerdas y detrás del puente. Cada vez hay más guitarras acústicas con un segundo botón en el cuello con lo cuál se pueden usar correas estándar. Las guitarras clásicas , no suelen incluir opciones para poder adaptar una correa. Aunque en algunos modelos de guitarras clásicas, se puede enganchar en el agujero de la guitarra y te permite así tocar de pie.

Esto también te podría interesar